El expediente médico en la nube, retos y beneficios sobre la seguridad del paciente

Septiembre 20, 2019.

Tiempo de lectura: 5 min.

Compartir: FacebookTwitterLinkedIn

Algo que nos acompaña a lo largo de nuestra vida es sin duda el expediente clínico médico, en cada ocasión que recurrimos a algún servicio de salud, la información indispensable es añadida a este elemento; desde los síntomas, antecedentes, diagnósticos, tratamientos y evolución de los padecimientos, así como los resultados de laboratorio u otros estudios.

 

El contenido del expediente está constituido por datos personales y por lo tanto deben estar bajo el resguardo de los médicos y las instituciones de salud. Por lo que su regulación jurídica y sus implicaciones constituyen una valiosa y potente herramienta para la investigación y desarrollo de la medicina. Recordemos que actualmente están bajo la Norma Oficial Mexicana NOM-024-SSA3-2010.

 

Derivado de los avances tecnológicos el expediente clínico ha evolucionado de un documento escrito y estático a un archivo digital y dinámico conocido como expediente clínico electrónico (ECE).

 

Aunque en México ya existen varias versiones del ECE lo ideal es contar con una versión de ECE universal aplicable en todas las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Salud.

 

Sin embargo, el avance hacia el expediente clínico electrónico universal ha sido lento a pesar de poder significar una sustancial mejora tanto para los sistemas de salud como para los pacientes.

 

Su implementación podría mejorar de manera positiva la manera en que son brindados los servicios de salud en el país. Aún con lo que pudiera llegar a pensarse, contar con un ECE no significa únicamente el registro de la información del paciente, sino que tener una base electrónica de los pacientes permitiría a los sistemas de salud fortalecer su operación, gracias a al establecimiento entre la tecnología y el análisis de sólido de toda la data para encontrar patrones que den mayor estabilidad al servicio que se brinda.

 

Especialistas indican que este podría ser el motor de arranque que ayude a las instituciones de salud a contar con una integración que conecte tanto a cada área de los hospitales como a sistemas públicos y privados.

 

Estados Unidos, por poner un ejemplo, hoy ya está sacando provecho de toda esa información puesta a su alcance obtenida en las bases de datos sobre sus pacientes para la implementación de  mejoras tanto en la salud de los ciudadanos como los servicios que estos obtienen.

 

Pero, ¿cuáles son los retos a los que nos enfrentamos con el uso de tecnologías y bases de datos como esta?

 

La tecnología ya está en nuestras manos aunque nos hace falta encontrar maneras más delicadas para saber cómo utilizarla, entender cómo sacarle eficiente y óptimamente provecho en temas de salud, porque solo con ella podremos concretar la creación de un sistema global de salud. Es decir que esta evolución mejoraría la comunicación entre las diferentes áreas de los hospitales, así como en el vínculo entre el sistema de salud público y privado, fortaleciendo la calidad de sus servicios.

 

El principal desafío es lograr que la seguridad informática no se convierta en un obstáculo para los investigadores y desarrolladores. Y en el sector salud e investigación, la protección de la información clínica de los pacientes y la integridad de los datos de las investigaciones resulta esencial para el futuro de la digitalización.

 

La premisa es prometedora debido a que desde esta perspectiva los médicos e instituciones de salud podrían atender con más eficiencia al paciente sabiendo con mayor antelación el estado de salud que presenta, además de sus antecedentes o mantenerse relacionados de forma directa con ellos, como lo supondría la relación que tienen con sus doctores particulares.

 

Para afrontar esta problemática es necesario trabajar en sistemas que permitan resguardar la información bajo las normas de protección, evitando que lleguen a manos que no trata en la información adecuadamente.

 

El uso de las bases de datos para almacenar las historias clínicas de los pacientes implica una transición hacia la historia médica digital que mejoraría la calidad del servicio médico del sistema tanto público como privado y con ello la salud de la población mexicana.

 

Todo sobre la industria de la salud

Encuentra contenido de valor para tu profesión como: conferencias, artículos de la industria, webinars, y mucho más.