El blockchain como herramienta en la gestión y cuidado de la salud:

nuevas vías para el empoderamiento del paciente digital

Septiembre 23, 2019.

Tiempo de lectura: 5 min.

Compartir: FacebookTwitterLinkedIn

Recientemente el tema del blockchain ha dado gran cantidad de interés del cual hablar, múltiples empresarios en tecnología especializada en el desarrollo de soluciones ágiles han mencionado que el blockchain va a suponer una revolución mayor que lo que el mismo internet consiguió en su momento. Cierto es que la palabra blockchain ya no es un concepto extraño en nuestro vocabulario y mucho menos en nuestros días, pero ¿conocemos exactamente qué es, cómo redefinirá el panorama o cuáles serán los beneficios que nos va a reportar tanto a ciudadanos como empresas?

El concepto se refiere a una cadena de bloques en la que cada uno de estos se firma y únicamente permite escribir nuevos bloques o transacciones sin la posibilidad de volver atrás o realizar cambios. Según un informe realizado por el Observatorio Blockchain, de la empresa española Sngular, esta tecnología representa un increíble avance. Un gran número de bancos ya están trabajando para utilizarlo en sus sistemas internos, porque resulta más seguro y eficiente que las tecnologías utilizadas con anterioridad.

Pese a que este concepto se vio íntimamente ligado al bitcoin y, por consiguiente, al sector financiero, hoy, su potencialidad y características permiten aplicar esta tecnología a otros sectores, como el de la salud y las empresas dedicadas al rubro no deberían quedarse al margen de esta nueva revolución.

Con respecto a ciencias de la salud, que son las que nos atañen, uno de los ámbitos en donde la cadena de bloques aportaría grandes beneficios, según Sngular, iría ligada a la gestión del historial médico de los pacientes.

Actualmente, su historia clínica se encuentra en manos de los organismos sanitarios con los que el paciente se relaciona, sin embargo, a su expediente únicamente puede acceder si se lo solicita al profesional médico, pero ahí acaba su control y es donde inicia una de las problemáticas actuales.

¿Qué sucede si el paciente desea consultar su historial clínico en el mejor de los casos o, en el peor, si presenta algún riesgo de salud, pero quienes lo atienden desconocen sobre sus antecedentes médicos? ¿No debería existir alguna herramienta para empoderar al paciente? Pues el blockchain podría significar esta respuesta y la ruptura del paradigma.

El paciente digital desea tener al alcance de su mano toda la información relativa a su salud y el Blockchain sería el conector entre el paciente y el profesionista, pues le permitiría al verdadero propietario de la información médica tomar la decisión de quiénes tienen acceso a esa información, al final de cualquier hecho, es él quien es dueño de sus datos.

Algo tan valioso como nuestra salud no puede ni debería seguir siendo gestionada al margen de los verdaderos propietarios de esa información.

De dicho modo, ya están desarrollándose iniciativas en el mundo; empresas extranjeras ya están impulsando aplicaciones que usan la cadena de bloques para conectar la información de los diferentes centros de salud con el fin de mejorar la seguridad de los datos de la salud, un ejemplo es Ali Health en Changzhou en China.

O, Patientory, en la que usuarios pagan por tener sus datos almacenados, lo que les permite gestionar el poder sobre ellos y decidir quiénes poseerán acceso también, a qué tipo de información y en qué momento.

Ambos casos, son un claro ejemplo que demuestra que el blockchan abrirá nuevas vías en la administración y dirección del cuidado de la salud. Su incipiente aplicación en este rubro nos muestra sutilmente que aún nos quedan muchos beneficios por explorar en herramientas para la salud, ¿tú qué opinas al respecto? ¿Veremos una transición importante en el empoderamiento del paciente digital? Pero sobre todo, ¿qué beneficios consideras que traerá con respecto al bienestar de su salud?