El factor clave para el éxito: Alianzas entre el sector público y privado de salud

Mayo 05, 2019.

Tiempo de lectura: 5 min.

Compartir: FacebookTwitterLinkedIn

¿Cuál es la posición actual del Sistema de Salud en el país y cómo podrá éste conseguir una viabilidad en el futuro?

La falta de inversión pública, sumada a las transiciones demográficas y epidemiológicas del país representa un desafío que debe atenderse desde ahora.

Estos problemas de demanda enfrentan una oferta limitada por la subinversión en el sector.

Un informe de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) documenta los problemas que causa la segmentación del acceso a los servicios médicos; las duplicidades en el financiamiento y deficiencias en la optimización de infraestructura y recursos humanos para la atención de necesidades de salud, la falta de estandarización de buenas prácticas y coordinación de los servicios médicos; así como una disponibilidad insuficiente de recursos físicos y humanos.

Esto ha provocado que el gasto de bolsillo en el sector, que es el que realizan los particulares, sea el doble que el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Este gasto indica un problema de acceso a servicios de salud, así como insatisfacción por la falta de disponibilidad de personal médico y los largos tiempos de espera para ser atendido en instituciones públicas. Ante esa situación, el organismo empresarial diseñó cinco ejes con propuestas y estrategias para mejorar la prevención y atención a la salud en México.

El CCE ha alertado sobre el riesgo en el que el actual sistema se encuentra, que, sin cambios a la realidad será insuficiente para atender la demanda de servicios médicos en el futuro, enfatizando que mientras el promedio de los países de la OCDE invierte en salud 9% del PIB, en México la cifra apenas llega al 5.8% del PIB. En la OCDE, se invierten casi 3 cuartas partes de la inversión pública, pero en México esta inversión únicamente llega a la mitad.

Si la meta es la salud de los mexicanos, las colaboraciones y alianzas entre los sectores público y privado son un factor clave para el éxito.

Dando seguimiento a este caso particular, hemos podido conversar con Patrick Devlyn, presidente de la Comisión de Salud del CCE, quien nos comparte su opinión y algunas de las estrategias actuales de las metas planteadas con anterioridad.

La situación actual del sistema de salud en México

Datos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), mencionan que México se ubica en el último lugar de los países miembros de la OCDE, con respecto al gasto en salud como porcentaje del PIB, para el 2017 se destinó el 2.7% mientras que otros países se destina el 6.6%.

El gasto público en salud no es proporcional al incremento de beneficiarios. Mientras que en 2008 el número de derecho-habientes era de 92 millones de personas, en 2017 aumentó a 149 millones, aunque esto representa un incremento del 60%, el gasto per cápita pasa de $3,222 en 2008 a $2,726 en 2017, es decir, una disminución del 15%.

“Aunque es claro que nuestro actual sistema de salud está rebasado y esto implica un riesgo, la inversión sigue siendo poca con respecto a otros países de OCDE, en los listados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización Panamericana de la Salud (OPS), estamos muy por debajo y por tanto con niveles de gasto de bolsillo muy altos.

El Sistema de Salud en México es hoy una amalgama de instituciones públicas y privadas que no garantizan el acceso a la salud y servicios de calidad para todos.

Esta fragmentación se manifiesta de múltiples formas en los distintos niveles del sistema de salud. En la experiencia de las personas que utilizan el sistema, se expresa como falta de acceso a los servicios, pérdida de la continuidad de la atención y falta de congruencia de los servicios con las necesidades de los usuarios.

“Nos encontramos inmersos en un sistema fragmentado, no solo en la parte federal, sino también en las estructuras estatales. Un sistema que no considera la participación del sistema privado se vuelve complejo y deficiente en operaciones.

El sector privado reconoce que el estado es quien tiene la rectoría en salud, en el CCE apoyamos el nuevo plan nacional de salud presentado el pasado diciembre, pues nos vemos como una parte complementaria de este sistema”.

La estrategia de Andrés Manuel López Obrador plantea que en dos años México tendrá un nuevo sistema de salud pública, operado y administrado totalmente por el gobierno federal, con una inversión inicial de 115 mil millones de pesos.  Del total de recursos, 90 mil millones serán para el sistema a nivel nacional y 25 mil millones más para los estados de Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán y Campeche. Cada seis meses se sumarán otras ocho entidades con igual presupuesto 25 mil millones de pesos.

“La salud es una parte elemental para elevar el nivel de bienestar de la población y con ello coayudar de forma efectiva a elevar el nivel económico del país.

Apoyados en cinco ejes rectores, de los cuales uno de ellos es la prevención; debe atenderse integralmente, desde la educación con programas de nutrición y espacios en los que los individuos puedan monitorear su estado de salud continuamente, así como la promoción de mensajes en pro de la salud, hábitos saludables y por supuesto los programas sociales apoyados de mensajes distribuidos en los diversos canales de comunicación.

Nuestra prioridad será en todo momento promover la atención médica oportuna y de calidad, con modelos innovadores y tratamientos eficaces que se vean reflejados en la calidad de vida de los individuos.

Entre otra de nuestras preocupaciones, se encuentra la inversión que se hace en la salud del país y creemos que es posible generar un compromiso formal de invertir más en salud. Existe poca información sobre el impacto de la política pública sobre un problema u otro de salud, pero tenerla disponible desde todos los niveles, desde el paciente hasta el gobierno, nos harán capaces de tomar decisiones más estratégicas.

La meta a largo plazo para nosotros como CCE es ser una gran mancuerna con el gobierno, desde el sector privado con propuestas como las que ya tenemos y con el pleno reconocimiento de la rectoría del estado apoyando el nuevo plan de salud; estamos seguros de que es posible llegar a un buen consenso”.

Estrategias hacia la participación conjunta, el sector privado como aliado en el sistema público de la salud

“Nos apegamos a la idea de hacer inversiones conjuntas para ampliar el nivel de acceso a la salud con mayor agilidad.

Buscamos universalización de la salud e infraestructura que cubra las necesidades de cada derecho-habiente, hemos observado que, aunque ciertos sectores de la población tengan acceso, hay quienes no están afiliados o, por el contrario, existen afiliados que no pueden atenderse por la falta de unidades de salud, médicos o medicamentos para que puedan atenderse; sin olvidar también el gran porcentaje de la población que decide recurrir a opciones como los consultorios adjuntos a farmacias privadas o independientes (CAF y CMI).

El sector público tiene un déficit enorme de hospitales no concluidos, más de 250, y 50 de ellos son de alta necesidad. Queremos buscar modelos en los que el sector privado pueda apoyar la solvencia de dicho déficit y con ello atender a la población con mayor efectividad”.

En México existen más de 4,345 hospitales, de los cuales aproximadamente 1,182 son públicos y 3,172 privados. Del total de hospitales públicos, 718 atienden a la población sin seguridad social y el resto a la población con seguridad social.

“Será necesario también un órgano regulador que garantice seguridad, efectividad y calidad tanto en servicios como en medicamentos, hasta ahora la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) ya nos garantiza esto, el siguiente paso es hacerla evolucionar para que sea más transparente, desahogando el rezago que se ha ido acumulando con respecto a registros y permisos sanitarios, como inicio.

Aunque se entiende que existe complejidad legislativa, debemos transformar el sistema, garantizando un servicio oportuno a la población y que además consiga disminuir el gasto que le implica al gobierno. Buscamos encontrar mecanismos que ayuden al estado y el país a dar mejor acceso y generar ahorros al mismo tiempo.

 Permanecemos con el objetivo de encontrar la fórmula que nos permita cambiar las ideologías de los organismos a favor de las personas, apoyándonos también en los esfuerzos de comunicación que puedan complementar nuestra labor. Realizaremos nuestros esfuerzos de manera integral”.

El primer beneficio será eliminar poco a poco las limitaciones presupuestales; con ello habrá mayor nivel de acceso a los derecho-habientes. Sin duda, es posible encontrar soluciones para otras problemáticas en el sector, así como permitir el crecimiento de otras industrias de la salud, como la farmacéutica. Todas estas estrategias permitirán desarrollar y nutrir una industria que genera muchos empleos, grandes inversiones y que contribuye con impuestos importantes, conseguir estas alianzas nos concederá también convertirnos en un país con mejor desarrollo económico, porque lejos del crecimiento industrial recordemos que personas con salud y bienestar hacen del país un espacio más productivo y este es el principal beneficio que se espera.

El CCE afirma que el desarrollo futuro de México depende de la prevención, la atención y cobertura médica que se le otorgue a los mexicanos, diseñar nuevos modelos que incorporen la innovación y la tecnología en los procesos, es fundamental para que esto sea posible.

El organismo empresarial está comprometido, junto con todos los actores del sector privado a participar activamente en el diálogo y la cooperación con el sector público para alcanzar los objetivos de un mejor sistema de salud.

No te puedes perder la ponencia de Patrick Devlyn, “Estrategias de Colaboración Sectores, Público – Social – Privado” en Expo Med, el evento líder del sector salud en América Latina, que tendrá lugar el miércoles 5 de junio en el WTC en la Ciudad de México.

Sé parte de una experiencia 360° para el desarrollo de negocios por medio de conexiones con líderes, fabricantes y jugadores clave de la industria. ¡No te lo puedes perder!

¡Únete a nuestra comunidad digital!

Ve nuestras conferencias, artículos de la industria, webinars, y mucho más.