Dispositivos médicos nuevos vs. restaurados

Mayo 05, 2019.

Tiempo de lectura: 5 min.

Compartir: FacebookTwitterLinkedIn

La salud y los hospitales han sido de una importancia vital para la economía mexicana desde hace décadas, aunque, en últimos años un factor que se ha sumado es la industria de los dispositivos médicos cuyos actores involucrados y la propia autoridad buscan su fortalecimiento en la manufactura del país.

Cifras de la  Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID) mencionan que en 2016 el valor de la producción de esta industria fue de 17 mil 133 millones de dólares (mdd), con una tasa de crecimiento sostenido de 6.1% durante los últimos seis años, según datos de ProMéxico.

La industria de dispositivos médicos en México está creciendo a razón de 15% anual, en contraste con la industria farmacéutica que ha crecido en promedio 4% en la última década, de acuerdo con Rafael Gual, director general de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma).

Hoy en día, México es considerado un fuerte competidor en esta industria, siendo el segundo mayor mercado en dispositivos médicos en América Latina, sólo después de Brasil.

Y es que además de ser el décimo mayor exportador de dispositivos médicos en el mundo, es también el principal proveedor de éstos para Estados Unidos y Latinoamérica.

Mientras que, para la industria farmacéutica mexicana, Estados Unidos es prácticamente un mercado ‘virgen’ para exportar por las exigencias que impone la Food and Drug Administration (FDA), para la industria de dispositivos médicos hay una gran ventaja porque todos los equipos y dispositivos se pueden comercializar libres de arancel con un certificado de origen del Tlcan.

Sin embargo, nuestro país difícilmente utiliza la tecnología que exporta.

Todos somos conscientes de los altos costos en cualquier práctica médica actual. Pero pese a que en el ámbito de la medicina es un poco más difícil contar con proveedores económicos en comparación con otro tipo de industrias, sí existen alternativas y una gran variedad  de maneras prácticas de economizar nuestras inversiones, planificando  a futuro y haciendo compras inteligentes.

En la industria médica se puede ahorrar dinero de diferentes formas, una de ellas es realizando la compra de equipos médicos restaurados o reacondicionados en lugar de equipos nuevos.

Son varias las razones por las cuales esta es una opción recomendable y beneficiosa para los hospitales o clínicas, comprar equipos médicos de segunda mano o restaurados no significa que sean de menor calidad.

Entre las cinco primeras ventajas de comprar equipos médicos renovados, tenemos:

Menos gastos

Esta es sin duda una razón atrayente y quizá la más obvia. En la actualidad, los costos de la atención hospitalaria para las personas que ingresan como pacientes es uno de los más elevados de la industria. Algunos estudios se han encargado de identificar que gran parte de las tarifas hospitalarias se deben al uso de suministros básicos y a los equipos, por lo que se supone que en otro tipo de entes de salud también se experimentan los altos costos por tratamiento. 

Productos seguros

Al momento de realizar la compra de un equipo con el sello o etiqueta de “restaurado” o “re-fabricado” en una empresa de equipos médicos certificada, cuentas con la confianza de que la maquinaria se pruebe y evalúe minuciosamente para que sea segura y confiable. Cada que compres un equipo restaurado deberán darte un manual de usuario, para que conozcas cuál es el proceso a seguir para hacer devolución de la herramienta en caso de que no funcione correctamente.

Este tipo de empresas de restauración o reabastecimiento de equipos médicos para hospitales se especializan en realizar nuevamente la fabricación de equipos usados, brindando instrumentos confiables.

Cuidado para el medio ambiente

Toda restauración proporciona un aporte importante para el ecosistema. En lugar de gastar dinero en un equipo nuevo de paquete, que es fabricado desde cero, reutiliza equipos médicos. De esta manera harás un aporte reduciendo la huella de carbono en la industria de la medicina.

En el negocio de la salud, encontrar aparatos o formas de ser ecológicos es una tarea difícil, pero usar equipos médicos restaurados es una forma segura y consciente de aportar a la ecología y al cuidado ambiental desde la práctica médica.

Ventajas del distribuidor

La compra de equipos médicos restaurados ofrece garantías al comprador. Estas empresas transmiten confianza, aseguran calidad y variedad de beneficios para sus clientes. Visita empresas de equipos para hospitales restaurados que brinde garantías, repuestos y mano de obra que además cuente con opciones de servicios para el cliente.

Credibilidad y confianza

Puede que parezca un poco extraño, pero en la actualidad son más los beneficios de comprar un equipo que ha estado más tiempo en el mercado que los de tecnologías más avanzadas.

Con los equipos ya conocidos o de modelos anteriores cuentas con una base de confianza y credibilidad. Las versiones que llevan tiempo en el mercado ya han sido probadas y sus fallas se han corregido. Así mismo, si un equipo se llega a considerar inseguro ya no estará en el mercado cuando lo estés buscando.

Ecología en la adquisición de maquinaria médica

En la industria hospitalaria es muy complicado encontrar formas de ahorrar dinero y contribuir de manera consiente con el ambiente y la ecología.

La compra de equipo para hospitales restaurados o reacondicionados es la mejor forma de cumplir con ambas cosas, consiguiendo a su vez instrumentos confiables y de calidad.

Recuerda siempre realizar una investigación sobre las marcas y los modelos en lo que quieras hacer la inversión.

La opción de los equipos renovados brindará siempre mayor economía para el bolsillo.

Consideremos entonces el valor que podemos aportar a nuestros servicios y las opciones a las que podemos recurrir como ésta; los equipos restaurados tienen un beneficio muy atractivo para los propietarios de los hospitales. Se trata de la oportunidad de ahorrar con respecto a la compra de ellos.

Por último, los equipos restaurados también garantizan un buen funcionamiento y eficacia, siempre que se cumpla con el mantenimiento regular que estos requieran.

No olvidemos que nuestra labor posee una gran responsabilidad: la vida de los pacientes.

¡Ofrezcamos servicios de alta calidad!

¡Únete a nuestra comunidad digital!

Ve nuestras conferencias, artículos de la industria, webinars, y mucho más.